Volver

Àlvaro Munyoz Hernàndez

Empecé a leer por qué desde muy pequeño vi en mis padres el respeto y el placer en hacerlo; en casa entraban dos periódicos al día, el de la mañana y el de la tarde, y poco a poco fueron cayendo en mis manos y pude empezar a hojear y leer algo de ellos. Tocaba el lomo de los libros “de mayores” y quería crecer más para que me permitieran abrirlos. No sé mentir, y leyendo soy todas estas vidas, situaciones, épocas, reflexiones y lugares sin serlo, sin estar, sin  llegar realmente a vivirlas… Creo que soy Ena, Cristina, Olga, Héctor, Angela, Luis… Leyendo puedo vivir mil vidas .

Hola

Estos son mis libros

¿Comenzamos a proyectar tu libro?

Necesitamos conocerte para poder ayudarte

Ellos ya disfrutan
de su libro en el mercado