Volver

Ana Tapia Racionero

La estrella de Cristina fue naciendo lentamente hasta que pudo ver la luz trece años después de que su protagonista y quien lo ha escrito se encontraran. El motor de creación de este cuento ha sido el más puro de los sentimientos: el amor y el aprender a querer bien lo que se ama. Esa parte de uno mismo que puede no despertarse nunca pero que si lo hace todo lo cambia. Sentirse libre y que te den alas es la unión más sana, hay personas que cuando muestran su alma te hacen despertar de un sueño en el que no soñabas y eso da sentido a lo que no tenía.

Hola

Estos son mis libros

¿Comenzamos a proyectar tu libro?

Necesitamos conocerte para poder ayudarte

Ellos ya disfrutan
de su libro en el mercado